Mi?rcoles, 24 de octubre de 2007
Gudrid. La primera mujer en Am?rica

Imagen
La participaci?n de la mujer en la historia de los viajes de exploraci?n est? todav?a por escribirse. Las mujeres vikingas fueron pioneras a la hora de acompa?ar a los hombres en sus numerosos viajes. Pero su labor no fue secundaria, mujeres como Gudrid o Freydis, hija natural de Eric el Rojo, aportaron su audacia a la empresa exploradora de Am?rica

En el a?o 986, Bjarni Herjolfsson se dirig?a de Noruega a Islandia con su barco repleto de mercanc?as, pero al llegar a la isla, se enter? de que su padre hab?a abandonado sus tierras para dirigirse a la reci?n colonizada Groenlandia. Bjarni retom? un nuevo rumbo y, sin conocimientos previos, se lanz? a la b?squeda de su familia. Al cabo de una singladura divisaron unas tierras extra?as, poco monta?osas y primordialmente forestales. Sin tomar tierra sigui? navegando con viento suroeste hasta que logr? recalar en Groenlandia.
De una manera casual, Bjarni hab?a descubierto un nuevo continente. En la Groendanlinga Saga se ha conservado el testimonio de este vikingo, que no quiso ser el primero en poner el pie sobre Am?rica. No tard? mucho en narrar su asombroso viaje y su inesperado descubrimiento a Erik el Rojo. Leif, hijo de Erik el Rojo, compr? a Bjarni su nave y con una tripulaci?n de treinta y cinco hombres se dirigi? a las nuevas tierras. La primera costa descubierta fue bautizada con el nombre de Markland, ?tierra de bosques?. Los hombres de Leif se internaron por un r?o hasta un lago y permanecieron all? un invierno. Tras el descubrimiento de vi?as y uvas, Leif denomin? a aquellas tierras Vinlandia, Tierra de Vino.
En el viaje de regreso, Leif encontr? a unos hombres perdidos sobre unos arrecifes. El jefe de los n?ufragos se present? como Thoir, junto al viajaban quince hombres y una mujer, su esposa Gudrid. Una grave enfermedad diezm? aquel invierno a Thoir y a sus hombres, cost?ndole la vida al propio Erik el Rojo.
Thorvald, hermano de Leif, decidi? emprender una nueva expedici?n con treinta hombres. Thorvald tuvo el primer encuentro con los habitantes de Vinlandia y tras un enfrentamiento muri? en las tierras reci?n descubiertas.
Otro de los hermanos de Leif, Thorstein Eriksjord, hab?a tomado por esposa a la viuda Gudrid. Tras la muerte de su hermano Thorvald, Thorstein decidi? ir en busca de su cuerpo. Tom? una nueva tripulaci?n y junto a Gudrid naveg? hacia Vinlandia. En el viaje sufrieron todo tipo de contratiempos y, tras varias jornadas en el mar, apenas hab?an bordeado la zona occidental de Groenlandia. Volvieron a la costa e intentaron comprar provisiones. Fueron recibidos por Thorstein el Negro, que les ofreci? su casa y comida. Pero una nueva plaga diezm? a la expedici?n y fallecieron muchos de los hombres y Grimhild, la esposa de Thorstein el Negro. El marido de Gudrid, Thorstein Eriksjord, tambi?n cay? enfermo y muri?.
En la Groendanlinga Saga se narra como su segundo marido, Thorstein Eriksjord, profetiz? el futuro de es esposa y su viaje a Roma. Este breve relato nos muestra la importancia de Gudrid en la Groendanlinga Saga.
Gudrid regres? a Groenlandia junto a la familia de su esposo sin haber conseguido el prop?sito de viajar a Vinlandia. Leif la acogi? en su casa y la protegi?. Aquel mismo verano, el capit?n de una nave Noruega recal? en Groenlandia y se qued? prendado de la belleza de las dos veces vida Gudrid. Thorfinn Karselfni, que as? se llamaba el pretendiente, se prometi? con Gudrid y se casaron al invierno siguiente. Al llegar el buen tiempo, Karselfni se hizo cargo de una nueva expedici?n a Vinlandia. Con una tripulaci?n de sesenta hombres y cinco mujeres, entre las que estaba Gudrid, salieron rumbo a las ?nuevas tierras?.
Tras una larga traves?a llegaron a Vinlandia y despu?s del invierno entraron en contacto con los habitantes de las ?nuevas tierras?. Al principio mantuvieron una cordial relaci?n comercial con ellos, pero los vikingos, temerosos de los ind?genas, construyeron una empalizada. Aquel verano, Gudrid dio a luz a su hijo Snorri, el primer europeo nacido en Am?rica.
En la segunda visita de los ind?genas surgieron problemas y los vikingos tuvieron que enfrentarse a ellos. En la primavera abandonaron Vinlandia y se dirigieron a Noruega, para escapar de los ataques de los ind?genas. Tras una breve estancia en Noruega, Karselfni y su esposa Gudrid se instalaron en Islandia. All? nos narra la Groendanlinga Saga que tuvieron un gran n?mero de hijos. Tras la muerte de Karselfni, Gudrid y su primog?nito se hicieron cargo de las tierras. Snorri se cas? y Gudrid realiz? un viaje de peregrinaci?n a Roma. Despu?s de se regreso, Gudrid se orden? monja de clausura y muri? en Islandia.
De su hijo Snorri son originarios buena parte de los obispos de la isla como es el caso del obispo Brand o el obispo Thorlak.
El relato de la vida de Gudrid y su primer viaje a Am?rica no se recoge tan s?lo en la Groendanlinga Saga. En la Er?ks Saga Rauda, donde se narra la historia de Erik el Rojo y sus descendientes, se menciona en varias ocasiones a Gudrid, describi?ndola como?una mujer hermosa que se distingu?a en todo lo que hac?a y era?. La Er?ks Saga Rauda describe adem?s los primeros a?os de Gudrid y la boda con su primer marido. Al mismo tiempo se relata la conversi?n al cristianismo de Gudrid, al referirse a un episodio en el que ?sta tuvo que deshacer un conjuro en contra de su voluntad. Al final de la Er?ks Saga Rauda el autor aporta una genealog?a en la que se incluye ?l mismo.
La Hauksb?k Saga narra la vida de Karselfni y Gudrid y su primer viaje a Am?rica. En esta saga se habla de otra mujer principal que viaj? con ellos, Freydis, mujer de Thorvard e hija natural de Erik el Rojo. En una segunda expedici?n Freydis viaj? a Vinlandia junto a su esposo y dos capitanes de Karselfni. Acordaron llevar dos barcos con treinta hombres cada uno y varias mujeres, pero Freydis ocult? a sus socios que llevaba cinco hombres ocultos. Una vez en Vinlandia, enga?? a su marido y le hizo creer que los dos capitanes hab?an intentando abusar de ella. Thorvard y sus hombres masacraron a los tripulantes del otro barco, pero no se atrevieron a tocar a las mujeres. Freydis, como no quer?a testigos de su crimen, mat? con sus propias manos a todas ellas. De esta manera, la hija de Erik el Rojo se qued? con la carga de los dos barcos.
La historia de Gudrid y Freydis nos muestra como la mujer tuvo un papel activo en la expedici?n y descubrimiento de Am?rica. Gudrid fue admirada por generaciones de islandeses y groenlandeses que narraban sus haza?as y su viaje de peregrinaci?n a Roma. La perfidia de Freydis, su astucia y arrogancia, nos muestra una mujer muy alejada de los estereotipos de esposa y madre. Dos mujeres que tan s?lo son una ejemplo del aporte fem?neo al descubrimiento y colonizaci?n del mundo.

Mario Escobar Golderos, licenciado en Historia, Diplomado en Estudios Avanzados y escritor.
CUADRO: Viaje de Gudrid a Roma.
Durante d?cadas se ha discutido sobre la verosimilitud del viaje de peregrinaci?n de Gudrid a Roma. Los viajes de los pueblos n?rdicos por el mediterr?neo fueron numerosos y las peregrinaciones no eran algo tan extra?o, como en el caso de Bjorn Einarsson Josanalfari, que viaj? a Jerusal?n en el siglo XIV. La mayor parte de los historiadores modernos dan credibilidad a este hecho (Eben Norton Horsford, Leclercq, Gravier, entre otros). Gudrid visit? Roma en una ?poca turbulenta, a principios del siglo XI, cuando los Otones enfrentados a los bizantinos pon?an y quitaban papas a su antojo. El Papa Benedicto VIII debi? recibirla en su corte en el a?o 1011, y con toda probabilidad Gudrid le describi? las ?nuevas tierras? descubiertas.
Comentarios
Publicado por vikingo29
Jueves, 04 de septiembre de 2008 | 1:03
Gui?oholaaaaaaaaaaaaa
Publicado por Sigffrid
Jueves, 25 de septiembre de 2008 | 3:04
Muchas gracias por tu aportaci?n.
Publicado por Invitado
S?bado, 27 de febrero de 2010 | 3:00
En realidad no ten?a conocimiento de estos sucesos. Es muy interesante.
Publicado por Invitado
S?bado, 27 de febrero de 2010 | 3:03
En realidad no ten?a conocimiento de estos sucesos. Es muy interesante.