Domingo, 18 de noviembre de 2007
Imagen
Ram?n Jos? Sim?n Valle Pe?a, conocido como Ram?n Mar?a del Valle-Incl?n (y Montenegro) (Villanueva de Arosa, 28 de octubre de 1866 ? Santiago de Compostela, 5 de enero de 1936), fue un dramaturgo, poeta y novelista espa?ol, que form? parte de la corriente denominada Modernismo en Espa?a y pr?ximo, en sus ?ltimas obras, al alma de la Generaci?n del 98; ha llegado a ser considerado uno de los autores m?s importantes de la literatura espa?ola del siglo XX.
Imagen
Biograf?a
Nacimiento
Era hijo del escritor liberal y galleguista Ram?n del Valle-Incl?n Berm?dez de Castro, amigo de Manuel Murgu?a y Andr?s Muruais, y de Dolores de la Pe?a y Montenegro, ambos de ascendencia hidalga; se le dio sin embargo el nombre m?s llano de Ram?n Jos? Sim?n Valle Pe?a.
Formaci?n y comienzos literarios
Estudi? el bachillerato en el Instituto de Pontevedra hasta 1885, y despu?s comenz? a estudiar Derecho en la Universidad de Santiago de Compostela, con resultados regulares. Al mismo tiempo, acud?a a las clases de esgrima impartidas por el florentino Attilio Pontanari y en 1888 se matriculaba en "Dibujo y adorno de figura" en la Escuela de Artes y Oficios.
Primera estancia en Madrid
Tras una hipot?tica estancia en Italia a?n por documentar, viaja a Madrid a finales de 1890, donde frecuenta el Museo del Prado y las bibliotecas de la ciudad, colabora en peri?dicos como El Globo, y dedica gran parte de su tiempo libre a asistir a representaciones del g?nero chico.
Primer viaje trasatl?ntico
En 1892, Valle realiza su primer viaje a Am?rica, concretamente a M?xico, donde pasa algo menos de un a?o, repartido entre las ciudades de Veracruz y Ciudad de M?xico. En tierras mexicanas colabor? para dos diarios: El Veracruzano Libre, de Veracruz, y El Universal, en Ciudad de M?xico, en los que public? varios relatos. Parece ser que su estancia en tierras americanas no estuvo exenta de problemas, ya que existen datos de que particip? en un duelo, en la capital, y en una sonada pelea, en Veracruz. De M?xico pas? a Cuba, y permaneci? algunos d?as en Matanzas, hospedado en casa de unos amigos.
De vuelta a Espa?a
De regreso a Espa?a, en 1893, se instal? en Pontevedra, donde trab? amistad con Jes?s Muru?is, bibliografo y profesor de lat?n en el Instituto de la ciudad, en cuya biblioteca pudo leer a los m?s importantes autores europeos de la ?poca (Biblioteca Muruais: obras francesas e inglesas de literatura y arte del siglo XIX). Durante su estancia en Pontevedra, que se prolongar?a hasta 1896, public? su primer libro, la colecci?n de relatos de tema amoroso Femeninas (1894).
Es en esta ?poca cuando Valle comienza a cultivar su particular indumentaria: capa (al principio un poncho mexicano), chalina, sombrero y, sobre todo, sus largas y caracter?sticas barbas, las "barbas de chivo" de que habla Rub?n Dar?o en un poema dedicado al autor.
Entrada en la sociedad literaria madrile?a
En 1896 volvi? a instalarse en Madrid. All? acude a varias tertulias, en las que conoce a muchas figuras destacadas de la ?poca, como G?mez Carrillo, P?o y Ricardo Baroja, Azor?n, Benavente, Gonz?lez Blanco, Villaespesa, Mariano Miguel de Val etc.
En 1897 se publica su segundo libro, Epitalamio (Historias de amores), sin demasiado ?xito de p?blico. Durante estos a?os, particip? como actor en obras teatrales como La comedia de las fieras, de Jacinto Benavente, o Los reyes en el destierro, adaptaci?n por Alejandro Sawa de una novela de Alphonse Daudet. En 1899, en una discusi?n en el Caf? de la Monta?a, el periodista Manuel Bueno le causa una herida en el brazo que termina gangren?ndose y haciendo necesaria su amputaci?n. Ese mismo a?o estrena en el Teatro Lara de Madrid y publica en libro Cenizas, su primera obra teatral.
Por la misma ?poca colabora en numerosas revistas literarias, como La vida literaria, dirigida por Benavente, Revista Nueva, dirigida por Luis Ruiz Contreras, Germinal dirigida por Joaqu?n Dicenta o Vida Nueva dirigida por Eusebio Blasco en la que Unamuno escribe dos conocidos art?culos "Muera Don Quijote" y "Renovaci?n?.
Imagen
Vive la bohemia literaria modernista y pasa mucha hambre y necesidad. Habita en un lugar de tan poco espacio que es preciso subir las sillas con poleas para poder pasar.
En 1900, Valle participa en un concurso de cuentos auspiciado por el diario El Liberal. Aunque no consigue ganar el premio (el ganador fue el periodista Jos? Nogales), su relato "Satan?s" fue muy elogiado por Juan Valera, uno de los miembros del jurado, en un art?culo de prensa. Parece ser que el jurado no quiso arriesgarse a premiar un relato tan innovador. En los a?os siguientes, sigui? colaborando en varias publicaciones, como La Ilustraci?n Art?stica, La Ilustraci?n Espa?ola e Hispanoamericana, La Espa?a Moderna, etc. En Alma Espa?ola public?, en diciembre de 1903, una famosa autobiograf?a. En Los Lunes del Imparcial empieza a publicar Sonata de oto?o, en que hace por primera vez aparici?n su personaje el marqu?s de Bradom?n.
Las Sonatas se publican en libro en 1902 (Sonata de oto?o), 1903 (Sonata de est?o), 1904 (Sonata de primavera) y 1905 (Sonata de invierno). Estas narraciones, fragmentos de una memorias ficticias del marqu?s de Bradom?n, constituyen el ejemplo m?s destacado de prosa modernista en la literatura espa?ola. En el mismo a?o de 1905 publica Valle una colecci?n de cuentos con el t?tulo de Jard?n novelesco; Historias de almas en pena, de duendes y de ladrones. Al a?o siguiente estrena en el Teatro de la Princesa una obra teatral basada en el protagonista de las Sonatas, El Marqu?s de Bradom?n. Forma parte del reparto de la obra Josefina Blanco, futura esposa de Valle, con la que contraer? matrimonio en 1907. La boda se celebr? en la madrile?a iglesia de San Sebasti?n. El matrimonio tuvo varios hijos: Joaqu?n Mar?a (1914), Carlos Luis (1917), Jaime (1921),
En 1907 publica varios libros, como ?guilas de blas?n, Aromas de leyenda, Versos en loor de un santo ermita?o y El marqu?s de Bradom?n. Coloquios rom?nticos. Por entregas, en el diario El Mundo, publica Romance de Lobos. En 1908 inicia la publicaci?n de su serie de novelas "La guerra carlista": Los cruzados de la causa, El resplandor de la hoguera y Gerifaltes de anta?o. En 1909 escribe "Mi hermana Antonia", que narra la venganza del estudiante M?ximo Bretal, enamorado de Antonia y rechazado por su madre. Sus simpat?as por el carlismo no fueron s?lo literarias: en 1910 se present? a diputado por el Partido Carlista, pero no obtuvo esca?o.
Viaja a Argentina en 1910 con la compa??a de teatro de F. Garc?a Ortega, en la que figuraba Josefina Blanco, y pronuncia algunas conferencias sobre la literatura espa?ola. En la misma gira visitan tambi?n Chile, Paraguay, Uruguay y Bolivia. De regreso a Espa?a, sigue estrenando obras de teatro: Voces de gesta, en 1912, y La marquesa Rosalinda, en 1913. Su obra El embrujado fue rechazada por el Teatro Espa?ol, que dirig?a Benito P?rez Gald?s.
En 1915 escribe al rey solicitando la rehabilitaci?n de los t?tulos de marquesado del Valle, vizcondado de Vieixin y se?or?o del Carami?al. Sus peticiones no ser?n atendidas.
Durante la I Guerra Mundial, fue invitado por el gobierno franc?s a visitar los frentes de guerra. En Par?s se relacion? con autores espa?oles como Pedro Salinas, Manuel Ciges Aparicio y Corpus Barga. Fruto de su visita al frente fueron los textos Visi?n estelar de la medianoche, publicado en follet?n en El Imparcial entre octubre y diciembre de 1916, y En la luz del d?a, en el mismo peri?dico, entre enero y febrero de 1917.
En 1916 es nombrado titular de la c?tedra de Est?tica de las Bellas Artes de la Escuela de San Fernando. Ese mismo a?o publica La l?mpara maravillosa, meditaci?n sobre el hecho literario, muy influido por el ocultimo de autores como Mario Roso de Luna y Helena Blavatsky.
En 1921 realiza un nuevo viaje a M?xico, invitado personalmente por el presidente de la Rep?blica, ?lvaro Obreg?n, por mediaci?n de Alfonso Reyes Ochoa. En 1925 se establece de nuevo en Madrid. Participa en grupos de teatro experimental, como "El mirlo blanco", que llevaba a cabo sus representaciones en el domicilio de los Baroja, en el barrio madrile?o de Arg?elles, y "El c?ntaro roto", en el C?rculo de Bellas Artes. A finales de 1926 edita la que algunos consideran su obra maestra narrativa, la novela Tirano Banderas, donde es patente la huella de su todav?a reciente viaje al M?xico revolucionario. En 1927 inicia la publicaci?n de un ambicioso proyecto narrativo, El ruedo ib?rico, que, de forma semejante a los Episodios Nacionales de Gald?s, pretende narrar la historia de Espa?a desde el reinado de su detestada Isabel II hasta la ?poca contempor?nea al autor. ?nicamente lleg? a escribir tres novelas de este proyecto: La corte de los milagros (1927), Viva mi due?o (1928) y Baza de espadas (1932).
Desde 1924 muestra su oposici?n a la dictadura de Primo de Rivera. En 1927 participa en la creaci?n de la Alianza Republicana. En 1929 es encerrado en la c?rcel Modelo de Madrid, por negarse a pagar una multa impuesta con motivo de unos incidentes ocurridos en el Palacio de la M?sica. Este incidente aparece transfigurado literariamente en una escena de Luces de bohemia.
Apoya a la Rep?blica, e incluso se presenta a diputado por La Coru?a en las listas del Partido Radical de Alejandro Lerroux, aunque no sale elegido. En 1932, el gobierno de la Rep?blica le nombra conservador del Patrimonio Art?stico Nacional y director del Museo de Aranjuez, pero, por desavenencias con su superior, dimite al poco tiempo. Elegido presidente del Ateneo de Madrid, dimite tambi?n al no atenderse sus propuestas de reorganizaci?n. Ese mismo a?o se divorcia de su esposa, Josefina Blanco.
En la ?ltima etapa de su vida, Valle mostr? marcadas simpat?as hacia el comunismo. A iniciativa suya, en 1933 se re?ne en el Ateneo de Madrid el Primer Congreso de la Asociaci?n de Escritores y Artistas Revolucionarios. Ese mismo a?o es nombrado presidente de honor de la Asociaci?n de Amigos de la Uni?n Sovi?tica.
El 8 de marzo de 1933 es nombrado director de la Escuela de Bellas Artes de Roma. Se mantendr? en el cargo poco m?s de un a?o, en medio de una pintoresca falta de los m?s elementales medios de subsistencia, hasta junio de 1934. En marzo de 1935 se retir? a Santiago de Compostela, ingresando en una cl?nica, donde muri? de c?ncer el 5 de enero de 1936, v?spera de Reyes, tras negarse a recibir auxilio religioso. Fue sepultado al d?a siguiente, en una ceremonia civil.
Realiz? numerosas traducciones. Del portugu?s: La reliquia, El crimen del Padre Amaro y El primo Basilio, de E?a de Queiroz; del franc?s: La condesa de Roman?, de Alejandro Dumas y Las chicas del amigo Lef?vre, de Paul Alexis; y del italiano: Flor de pasi?n, de Matilde Serao.
Obra [editar]
Narrativa
Su producci?n narrativa se inicia en el Modernismo. Dentro de esta est?tica su obra m?s importante son las Sonatas ?Sonata de Oto?o (1902), Sonata de Est?o (1903), Sonata de Primavera (1904) y Sonata de Invierno (1905)?. En ellas relata, de forma autobiogr?fica, los amores del Marqu?s de Bradom?n (un Don Juan ochecentista, c?nico y sensual). En estos relatos, Valle-Incl?n representa una nostalgia sensitiva t?pica en los disc?pulos de Rub?n Dar?o (abanderado del modernismo en Espa?a).
Cabe destacar tambi?n una de las mejores y m?s importantes obra en toda la prosa modernista hispana: "Flor de Santidad". Esta obra, sin huir de las formas musicales y coloridas del modernismo, se centra un poco m?s en las tradiciones populares y leyendas gallegas con las que Valle se familiariz? en su infancia.
Por la cantidad de texto en estilo directo (di?logos), algunas obras narrativas de Valle, como el ciclo de las Comedias b?rbaras, podr?an considerarse dram?ticas. Al revisarlas y comprender la dificultad ?o imposibilidad? de representarlas se las ha incluido entre sus novelas.
Otro vertiente de la novel?stica de Valle queda plasmada en los "Relatos de la Guerra Carlista" (1909), donde ofrece un tratamiento nuevo de esta tem?tica, raspando el efectismo ?pico dominante en obras anteriores del autor y adoptando un estilo m?s sobrio, entra?able y lleno de emoci?n.
La novela "Ruedo Ib?rico" se burla de la corte de Isabel II y presenta ya la orientaci?n cr?tica y grotesca que predominan en sus ?ltimas creaciones.
Tirano Banderas (1926) narra la ca?da del dictador sudamericano Santos Banderas, personaje desp?tico y cruel que mantiene el poder gracias al terror y a la opresi?n. Es una excepcional descripci?n de la sociedad sudamericana y la primera vez que se aborda literariamente la dictadura.
Estas novelas marcan un cambio en la postura est?tica de Valle-Incl?n, acerc?ndose un poco a las preocupaciones y cr?ticas propias de la generaci?n del 98.
No obstante, es importante mencionar la postura formal que adapt? Ram?n del Valle-Incl?n en estos cambios. No lleg? a revelarse como un artista noventayochista del todo, sino que absorbi? las cr?ticas y las preocupaciones de este grupo y las baraj? en su estilo propio e inimitable.
Se considera a Valle-Incl?n como al mejor prosista modernista.
Poes?a
La obra po?tica de Valle-Incl?n est? reunida en la trilog?a Claves l?ricas (1930), formada por Aromas de leyenda, El pasajero y La pipa de Kif.
Aromas de leyenda (1907), recibe la influencia del Modernismo. Consta de catorce poemas de m?trica variada. En ellos recrea diversos aspectos de su Galicia natal: descripciones del paisaje, trabajos cotidianos, milagrer?a, superstici?n, etc. Inscrito tambi?n en la est?tica modernista, El pasajero (1920) desarrolla en treinta y tres composiciones temas de gran trascendencia: la muerte, el dolor, la vida, la pasi?n, la eternidad, etc.
Con La pipa de Kif (1919), Valle-Incl?n da paso en sus poemas a lo grotesco, a lo esperp?ntico. Esta obra ha sido definida como una colecci?n de estampas tr?gico-humor?sticas.
Teatro
El teatro de Valle-lncl?n suele dividirse en cinco per?odos:
1. Ciclo modernista. A ?l pertenecen obras como El Marqu?s de Bradom?n (1906) y El yermo de las almas (1908).
2. Ciclo m?tico. Partiendo de su Galicia natal, Valle-lncl?n crea un mundo m?tico e intemporal. La irracionalidad, la violencia, la lujuria, la avaricia y la muerte rigen los destinos de los protagonistas. Pertenecen a este per?odo la trilog?a Comedias b?rbaras y Divinas palabras (1920).
3. Ciclo de la farsa. Se trata de un grupo de comedias recogidas en un volumen titulado Tablado de marionetas para educaci?n de pr?ncipes (1909, 1912, 1920). Estas obras presentan un continuo contraste entre lo sentimental y lo grotesco, y sus personajes, marionetas de feria, anuncian la llegada del esperpento.
4. Ciclo esperp?ntico. Est? formado por Luces de bohemia (1920 y 1924) y el volumen titulado Martes de carnaval (1930). El esperpento, m?s que un g?nero literario, es una nueva forma de ver el mundo, ya que deforma y distorsiona la realidad para presentarnos la imagen real que se oculta tras ella. Para ello utiliza la parodia, humaniza los objetos y los animales y animaliza o cosifica a los humanos. Presentados de ese modo, los personajes carecen de humanidad y se presentan como marionetas.
5. Ciclo final. En esta ?ltima etapa Valle-Incl?n lleva a su extremo las propuestas dram?ticas anteriores: presencia de lo irracional e instintivo, personajes deshumanizados, esquematizados y gui?olescos, y la t?cnica distorsionante del esperpento. Sus obras quedan recogidas en Retablo de la avaricia, la lujuria y la muerte.
Valle-Incl?n, al igual que Miguel de Unamuno y Azor?n, se enfrenta directamente al teatro comercial vigente. Esos tres autores muestran una clara oposici?n al teatro realista, costumbrista y de corte burgu?s que tanto ?xito ten?a en los escenarios, si bien cada uno de ellos ensayar? una t?cnica particular.
Obras
Novela
? La cara de Dios (1900, por entregas) .
? Sonata de oto?o (1902).
? Sonata de est?o (1903).
? Sonata de primavera (1904).
? Flor de santidad (1904).
? Sonata de invierno (1905).
? Serie La guerra carlista: Los cruzados de la Causa (1908); El resplandor de la hoguera (1909); y Gerifaltes de anta?o (1909).
? Una tertulia de anta?o (1909).
? En la luz del d?a (1917, publicada en El imparcial).
? Tirano Banderas (1926).
? Fin de un revolucionario. Aleluyas de la Gloriosa (1928).
? Serie El ruedo ib?rico:La corte de los milagros (1927);?Viva mi due?o! (1928);Baza de espadas: v?speras septembrinas (1932, incompleta); y El trueno dorado (1936, fragmento).
Relatos
? Femeninas (1895).
? Epitalamio (1897).
? Corte de amor (1903).
? Jard?n umbr?o (1903).
? Jard?n novelesco (1905).
? Historias perversas (1907).
? Corte de amor. Florilegio de honestas y nobles damas (1908).
? Cofre de s?ndalo (1909).
Teatro
? Cenizas (1899).
? Serie Comedias b?rbaras:?guila de blas?n (1907); *Romance de lobos (1908); y Cara de plata (1923).
? El marqu?s de Bradom?n. Coloquios rom?nticos (1907).
? El yermo de las almas (1908).
? Cuento de abril (1910).
? La cabeza del drag?n (1910).
? Voces de gesta (1911).
? El embrujado (1912, 1913).
? La marquesa Rosalinda (1912).
? Divinas palabras. Tragicomedia de aldea (1919).
? Luces de bohemia (1920).
? Farsa de la enamorada del rey (1920).
? Farsa y licencia de la Reina Castiza (1920).
? Los cuernos de don Friolera (1921, 1925).
? ?Para cu?ndo son las reclamaciones diplom?ticas? (1922).
? La rosa de papel (1924).
? La cabeza del Bautista (1924).
? Tablado de marionetas para educaci?n de pr?ncipes (1926).
? El terno del difunto (1926).
? Ligaz?n. Auto para siluetas (1926).
? La hija del capit?n. Esperpento (1927).
? Sacrilegio. Auto para siluetas (1927).
? Retablo de la avaricia, la lujuria y la muerte (1927).
? Martes de carnaval. Esperpentos (1930).
Poes?a
? Aromas de leyenda (1907).
? La pipa de kif (1919).
? El pasajero. Claves l?ricas (1920).
? Claves l?ricas (1930, recoge toda su poes?a).
Otros g?neros
? Las mieles del rosal (1910, antolog?a de cuentos).
? La l?mpara maravillosa (1916, ensayo).
? La medianoche. Visi?n estelar de un momento de guerra (1916, cr?nicas).
? Flores de almendro (1936, recopilaci?n de cuentos).
De Wikipedia, la enciclopedia libre
Comentarios